Fascinator & brazalets: ases en la manga.

Two brazalets

Estas pulseras son de la misma colección que mis sandalias Versus.

Para llevar algo negro y dorado taan dorado, creo que es necesario otro toque aúreo en el outfit… y aquí está: dos pulseras con tres tachuelas en forma de cabeza del león Versus y maxi hebilla.

Así, las manos y los pies van del rollo.

Salvo honrosas excepciones, yo siempre llevo dos pulseras iguales, una en cada mano. Porque si no, veo la composición desequilibrada… con lo cual la broma me cuesta el doble, pero ese es mi juego (doble o nada).

Fascinator

Ya con estos complementos iba bien, pero los ubiqué en un outfit (LBD: Play your cards right!) que llevaba otro elemento digno de mención.

Se trata de un tocado con redecilla sobre los ojos sujeta a una diadema, que es recorrida por una cadenita que se prolonga por debajo de las orejas y acaba en una pluma simulando un pendiente; éstas quedan cubiertas por otras plumas, a modo de orejeras, que parten de un broche negro brillante.

Inspirándome en las femme fatale y las flappers hice esta composición, donde la mirada queda inmersa en un halo de misterio y enmarcada  por el exotismo y la elegancia que las plumas aportan a  la estética de los Happy Twenties.

Corté la redecilla recta, como una pantalla, porque le quise dar un puntito futurista que le restara clasicismo y… salió: “Dark Queen”.

My favourite fascinator!

Engloba todos mis principios estéticos de una forma ligera, sin mucho artificio… y el resultado es simple aunque beba de diversas fuentes.

Es perfect para llevarlo con vestidos cortos porque tapa un poco más, el look resulta más currado y es un complemento diferente.

Desde luego están muy poco valoradas sus posibilidades estéticas, y ha caído en desuso… pero yo le sigo viendo un potencial enorme como elemento moderador del look.

A qué sí?

 

 

 

 

Leave A Comment

Your email address will not be published.

Pin It on Pinterest

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe los últimos post de estilo y belleza.

Bien!!! Ya estás suscrito a la Newsletter