Otoño-Invierno 16-17 en la calle

Este otoño-invierno hemos visto por todos lados cosas con las creo que se puede elaborar el manual del perfecto adefesio:

Pantalones boyfriend y lo que es peor mom.
¿Con qué propósito podría alguien ponerse los vaqueros de su novio o su madre? ¿a quién le mola el culo-carpeta?
Eh… no le veo ventajas, cuando te sientas, la kilométrica bragueta se hace un acordeón y el bajo, que encima va remangado, se sube hasta la rodilla… en serio, ¿cuál es el plan? ¿parecer amorfa?

Una prenda que borra cualquier rastro de esbeltez y que no permite distinguir la distancia entre cadera y tobillo es un insulto a la feminidad, el paso number one para la iniciación al “fantochismo ilustrado”. Máxime cuando se combina con:

Zapatillas blancas de punta redonda o mocasines-chancla (mules). En cualquier caso, el tobillo va al aire con calzado plano, ¡qué bonito!

Jerseys cropped, cortitos y anchos, muy útiles para dejar ver el culo infinito que dibujan los “mom”.

Terciopelo: sólo es apto, salvo honrosas excepciones, para las cortinas de un club decadente o muy hortera.

-Más cositas monas: la chaqueta de Michelín (puffer oversize) con la manta-bufanda por lo alto y, asomando entre la montaña de trapos, el toto de limpiadora cogido en lo alto (sin ánimo de ofender) que por lo visto pega con todo.

No os creáis que es improvisado, no, al parecer existen técnicas depuradas para conseguir la perfecta patata sobre la cabeza.

Hay hasta tutoriales, ¡no te los pierdas vaya que no te salga bien!

-Así, la silueta propuesta este otoño-invierno ha sido “la pera” (invertida, eso sí).

-Se me olvidaba el sombrero de ala ancha y la falda midi plisada de cintura alta… eso ya es de nota.

Cuando veo la equipación completa, sólo se me viene una palabra a la mente: fantoche.

Mi Propuesta Otoño-Invierno

Nadie que alabe el cuerpo de la mujer y sus curvas pretendería meterlo en un saco.

Mi propuesta siempre será la versión más femenina (ante todo y sobre todo) de aquello que me inspire, y creo que la finalidad de cualquier estilismo de mujer debería ir encaminado a favorecer a ésta.

Para construir un outfit necesito:
-Ideas (espero ayudaros en esa parte).
-Selección de prendas acordes a lo que se puede, no a lo que se quiere llevar. La fisonomía manda, si no te favorece… olvídalo. Con eso hay que contar antes de comprar.
-Impronta personal: hacerlo único en ti, añadir los detalles que te caracterizan.
-Maquillaje y pelo, último pero no menos importante.

Respetando esos principios, os dejo mis estilismos de esta pasada temporada al ritmo de “Kept“.

 

 

 

 

 

 

Leave A Comment

Your email address will not be published.

Pin It on Pinterest