Joyas de Porcelana

Sí, este material plantea un nuevo y sorprendente debate en cuanto a concepto de complemento se refiere. Andrés Gallardo es pionero en ello, por eso soy fan.

Es la metáfora de una delicadeza que siempre oculta oscuridad.
Su fragilidad (en todos los sentidos) es, no obstante, su punto fuerte.

A medio camino entre lo bucólico y lo gótico, estas piezas de ensueño pueden ocupar sitios muy diferentes a lo que el clasicismo les tiene reservados.

Choca ver porcelana en el centro un bolso de cuero, por ejemplo, pero… ya era hora de que alguien las sacara del aparador de la abuela y les diera el aire…

Donde he de colocar un conejito que juega inmóvil?  Dónde una pantera?

Pues resulta que es super ponible: en looks informales con vaqueros y zapatillas o en estilismos de noche, esto dice mucho de ti.
Un regio discurso que merece la pena ser oído

Distinción

En esta ocasión, llevo un collar de conejitos blancos que corretean por el escote y conceden al estilismo ese toque que sólo una pieza de esta categoría puede dar.

Merece la pena invertir en una joya que recuerdes cuando y donde la compraste, como la elegiste… eso le añade una carga emocional que la hará única, aparte de ser objetivamente valiosa.

Una de las diferencias entre joyería y bisutería es esta, la distinción de la que hace gala la primera… de ser un complemento pasa a ser el epicentro, mientras que la segunda no pasará de ser guay un par de temporadas (y no es tan barata!).

El collar” Running Rabbit White” es una reformulación de la joyería tradicional (a la cual sólo se le puede hacer frente con creatividad).

Con algo así no se pasa desapercibido y, aunque hay que saber llevarlo… es fácil, pues a la par es sencillo, discreto y fino.

Las  joyas de porcelana tienen alma.

 

.

 

Leave A Comment

Your email address will not be published.

Pin It on Pinterest

Suscríbete a nuestra Newsletter

Recibe los últimos post de estilo y belleza.

Bien!!! Ya estás suscrito a la Newsletter